Hemos estado en su casa, para que nos contase sus recuerdos y experiencias de cuando era presidente de la CNSE (1979-1991). Es uno de los grandes referentes de la comunidad sorda y su movimiento asociativo. Durante su presidencia, se empezó a fraguar la importancia de la lengua de signos y de la educación bilingüe a través de sus escritos y publicaciones y la promoción de la cultura en el movimiento asociativo de personas sordas con grandes actividades culturales a nivel nacional. Escritor de libros sobre las personas sordas y sobre historia y profesor de lectoescritura para personas sordas a lo largo de su vida. Es Doctor Honoris Causa en Ciencias Humanas por la Universidad Gallaudet de Washington.

Share