Cantabria acogió del 24 al 29 de abril una nueva edición de las vacaciones IMSERSO-CNSE para personas sordas. Organizado por la CNSE  en colaboración con la FESCAN, y gracias a la financiación del IMSERSO, el encuentro ha reunido a un centenar de personas sordas procedentes de 17 comunidades autónomas, con el objetivo de paliar la escasez general de ofertas culturales y lúdicas adaptadas a este colectivo.

Compartir: